miércoles, 7 de febrero de 2007

El PP no permitirá lavados de cabeza en sus comunidades.

Bueno, el PP lo ha dicho más finamente, por es un partido que sabe conservar las formas. Ellos han dicho que no permitirán el "adoctrinamiento". O sea, en román paladín, los lavados de cabeza. Y es que el PP se opone, y con razón, a esa cosa infame que llaman "Educación para la Ciudadanía" y que bien podrían haber llamado: "Manual del buen progre" o "Educación para la progresía" que quieren imponer los del PSOE.

Así, el PP mediante decreto intentará que los profesores que impartan la asignatura tengan por cometido el evitar, por un lado, «el relativismo del todo vale», y, por otro, «la tentación de adoctrimaniento en aquellas ideas que, por muy legítimas que puedan ser, dependen de la educación de los padres y de las opciones futuras del propio niño».

Toda la información: Aquí.