martes, 26 de mayo de 2009

En Moncloa ya se temen la devacle

Lo de Zapatero es pura improvisación, ir a salto de mata, y tiro porque me toca de oca a oca. Sin más.

Y quien fue capaz de negar la crisis, ¿cómo no iba a ser capaz se negar la devacle electoral de las europeas? Hasta que ya es un clamor, justo al día siguiente del debate Mayor Oreja-López Aguilar, y así han tenido que retirar de cartelera los grandes estrenos de "Zapatero y sus paridas" de muchas ciudades españolas donde iba a ir de candidato implícito y ahora no se sabe si va a ir o no. Quizás vaya, quizás no... ¡Quién sabe!

Como todo con Zapatero, quizás haga algo quizás ni eso. ¡Quién sabe! Y a estas alturas... ¡¿a quién le importa?!

Fuente: La Razón.

2 comentarios:

LUIS DE MICHEO dijo...

De acuerdo con todo lo dicho. Pero, ¿qué hacemos con Rajoy? ¿Tenemos a quien votar los que pensamos que la verdadera crisis que sufre España es de identidad, de valores, de principios?

Gracias. Un saludo.

Aldros dijo...

Bueno, yo tengo claro que entre Rajoy y Zapatero no hay color. Puede ser más o menos del agrado Rajoy de mucha gente, pero no estoy de acuerdo con quienes los quieren poner al mismo nivel.

A partir de ahí, cada uno que vea lo que prefiere votar. Una expresión muy bonita que se usaba antes cuando se hablaba de las elecciones, ahora apenas se oye, es que hay que votar "en conciencia". Pues eso. Que cada uno vea qué quiere votar y porqué razones.

Yo tengo muy claro que una de las intenciones - fundamental para mí- de mi voto es echar a Zapatero de La Moncloa cuanto antes.

Que cada uno establezca su pirámide de prioridades y actúe en consecuencia.