martes, 8 de julio de 2008

Compra en Alemania

Anduve dudando si comentar este artículo en Tecnolarium o aquí en "Estado de Libertad". La verdad es que el pobrecillo Tecnolarium lo tengo muy abandonado. Es un proyecto que nunca ha pasado de ser embrionario. Se ha quedado en un querer ser, por falta de tiempo del que os escribe para comentar las noticias en el modo en que me hubiera gustado. Bueno, al grano, que me lío.

Vivimos en un mundo globalizado, que no tiene nada que ver como algunas mentes obtusas puedan sospechar con el cambio climático. No, no es que el mundo antes fuera plano y ahora sea globito más o menos regordete. Sino que vivimos en un mundo donde las economías conocen bien lo que son las fronteras, no se crean, pero saben también muy bien lo que es traspasarlas.

Y así, sucede que poner un canon digital, aparte de otras consideraciones, es una soberana estupidez que sólo se acaba traduciendo en que la ciudadanía adopte medidas como a la que me refiero en el título de este post: "Compra en Alemania".

La razón, muy sencilla: Porque allí aunque también hay canon es mucho menor; y, aún con los costes de transporte, salen las compras mucho más baratas.