domingo, 31 de diciembre de 2006

El día de ayer...

Ayer, 30 de Diciembre de 2006 ETA reaparecía - según los principales titulares de la prensa española - poniendo una bomba en Barajas que dejó totalmente destrozado el aparcamiento de la terminal T4.



Escombros del aparcamiento de la T4. (ElMundo.Es)

Si quieren la información condensada de lo que sucedió a lo largo del día no dejen de pasarse por Atentado de ETA en Barajas (Madrid). Por mi parte, como ya está muy bien expuesto allí no volveré aquí a relatar la sucesión de hechos de ayer. Me limitaré a hacer una primera reflexión sobre el particular.

En realidad, quiero comenzar diciendo que no estoy en absoluto de acuerdo con lo de la "reaparación" de ETA. ETA nunca desapareció durante estos meses: Rearme, extorsión a empresarios, construcción de nuevos zulos, kale borroka...

Lo que ha sucedido no es más que lo que tenía que suceder. Lo que era inevitable que no sucediera y lo que por otra parte, hubiera querido que de ningún modo sucediese; pero como dice el refranero popular: "lo que puede salir mal, saldrá mal".

Claro que saldrá mal. Lo que puede salir mal. Lo que puede salir mal es en principio todo. ¿Qué no puede salir mal en esta vida? Pero lo que quiere decir la frase en cuestión es que cuando algo sigue caminos torticeros al final se tuerce, que cuando algo no se planifica con claridad al final se vuelve un caos, que cuando algo se hace con mala idea, sin preparación, sin más armas que el fanatismo sectario, la hipocresía y el cinismo, al final se volverá contra uno.

Y eso es lo que ha pasado en este caso. Que podía salir mal. Que se estaba haciendo todo de tal modo que más que lo normal, lo insoslayable es que saliese mal, y salió mal.

En realidad, lo grave de esto no es el atentado en sí. ¡Cómo no! - dirán ustedes alarmados -. Pues no. Lo grave de esto no es un atentado más o menos, por desgracia, porque en la tragedia de la historia que nos que nos ha tocado vivir ETA ya ha perpretado múltiples atentados y este, al menos en principio, puede que ni siquiera sea el más sanguinario de todos cuantos ha materializado la banda terrorista.

La gravedad del atentado de ayer es múltiple y debe ser analizada desde otros ángulos.

En primer lugar, la "tregua trampa" de ETA le ha servido a la banda terrorista para fortalecerse. Cuando estaba más débil que nunca ha obtenido un jugoso margen de tiempo para reestructurarse y rearmarse.

Por otra parte, debemos acudir a las declaraciones realizadas para entender la verdadera naturaleza de la tragedia en la que España se halla inmersa.

Adolfo, en el blog de Anghara, hace la siguiente reflexión inicial:

Tras el atentado terrorista de ayer se sucedieron las declaraciones (hasta Otegui tuvo la poca vergüenza) y cada uno reaccionó a su manera. Rajoy hizo una breve declaración evitando críticas políticas y ofreciendo al Gobierno, una vez más, su mano tendida para derrotar juntos a ETA. El Gobierno, por su parte, no fue capaz de aceptar esa oferta, reconocer su error y volver al pacto antiterrorista. Yo creo que no lo hizo porque no podía, de ninguna manera.


Y hasta aquí así como la aclaración que sigue estoy estoy completamente de acuerdo.

Sin embargo, a continuación en el texto de Adolfo sigue la siguiente reflexión:
Si alguien, en el Ministerio del Interior hubiera sospechado que algo así podía suceder Zapatero no habría dicho lo que dijo el viernes.
Y en esto no estoy en absoluto de acuerdo. Porque la estrategia de Zapatero es sea como sea y como se pueda, hay que hablar de diálogo. Hay que hablar de que no se cierran puertas. Hay que vender la idea de que el Gobierno es el bueno, que está dispuesto a dialogar. Aunque incluso cuando se hable de tanto diálogo aún no se sepa ni de qué se está dispuesto a dialogar... Porque el Desgobierno de Zapatero dice que no está por la labor de saltarse la Constitución, pero aquí el único interés que tienen los pacifistas de la ETA es saltarse la Constitución... Así que, alguien algún día me dirá de qué diálogo estamos hablando... ¿De nada?

Véase que no me invento mis apreciaciones. En un momento como el de ayer, estas fueron las palabras de Zapatero: ElMundo.Es (diálogo, diálogo, diálogo, diálogo, diálogo - 5 veces ).

Esa es la clave de la estrategia de Zapatero. Vender las palabras "diálogo, negociación, proceso de paz".

Igual me estoy equivocando, pero para muestra un botón más:

El número tres del CNI dimitió justo antes del atentado en Barajas "por desacuerdo con la política antiterrorista"

Alfredo Pérez Rubalcaba, este sábado. (Efe)Uno de los mandos del Centro Nacional de Inteligencia especializados en la lucha contra ETA ha dimitido hace unos días "por su desacuerdo con la política antiterrorista" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, según informa El Mundo en su edición de este domingo. Miguel Sánchez ha sido el número tres en el organigrama del CNI y "controlaba directamente los servicios de inteligencia", indica la misma fuente periodística, que lo califica como "uno de los mejores hombres con los que ha contado el Centro en toda su historia". La dimisión es consecuencia de un clima de "desmoralización" entre la élite de la lucha antiterrorista, por la inacción del Gobierno contra ETA, que ha llevado a la banda terrorista a rearmarse durante la falsa tregua. El ministro del Interior sostiene que el atentado de este sábado en el aeropuerto de Madrid ha cogido por sorpresa al Gobierno, pero El Mundo asegura que "las Fuerzas de Seguridad tenían la convicción de que ETA preparaba algo para estos días".
Y mientras tanto, en la página de la AVT podemos ver otro ejemplo más del estado moral del partido que nos desgobierna: Ya han pasado 15 días y José Blanco y López Garrido siguen sin pedir disculpas.