lunes, 9 de noviembre de 2009

ALAKRANA, la CRISIS que a nadie le importa

¡Vaya forma de empezar el día!

Primero me entero de cómo en Facebook los fascistas de siempre - esos que luego en su tiempo libre seguramente berrearán más alto que nadie que son "demócratas de toda la vida" -, están haciendoapología de la violencia contra Esperanza Aguirre desde su site (lo cuenta Anghara con todo lujo de detalles). Lo que me ha hecho un inmediato converso del Facebook y he pasado a darme de alta como fan de Esperanza Aguirre. ¡Cosas que tiene la vida! A mí esta gentuza malnacida y violenta me produce este tipo de reacciones.
Luego me voy a leer la prensa y me encuentro con que a Moratinos los piratas le han enmendado la plana... Y lo peor es que uno se cree antes a los piratas que al demagogo ministro cuota Moratinos.
La noticia viene acompañada por un vídeo en el que se ve a una pancarta pasear por las calles. No, no me he equivocado. Uno ve a la pancarta caminar por la calle... Porque lo que es la gente... ¿Dónde está? 200 tipos que se juntaron por Facebook...
El concepto de movilización social es algo que no acabo de entender cómo se articula en este país....
Gobierna Aznar, en España se han creado casi 5.000.000 de puestos de trabajo y van los sindicatos y montan una huelga...
Un petrolero se rompe y las costas se ponen perdidas de petróleo y sale la gente a berrear aquello del "Nunca máis"... Que aún los hay que tienen la desvergüenza de seguir llevando la pegatina en el coche...
¡Ah! Pero hay un incendio... MUEREN personas por falta de medios, de coordinación, de... Y aquí, paz y después gloria, y si te he visto no me acuerdo...
Y ahora pues lo mismo... ¿Cuánto tiempo más habrá que esperar para que los del "nunca más" el "no a la guerra" o... quien sea... Tome la decisión de que la gente tiene que mostrarse indignada y es la hora de salir a la calle?
Y no, una vez más, no me he expresado mal. Es que creo que aquí la gente es tan borrega que ya ni se indigna de forma autónoma, tienen que decirle que es el momento de indignarse para se sienta indignada.