domingo, 31 de mayo de 2009

Menos ceja y más oreja.

A falta de una semana para el 7-J, y después de la artillería rastrera desplegada por el PSOE en sus demagógicos vídeos y en sus carteles electorales. El PP aventaja al PSOE en 2.2 puntos en intención de voto.

La semana que queda promete ser dura. El PSOE ya tiene previsto volver a sacar a la patulea de artistillos y titiriteros a troche y moche para contrarrestar el efecto Mayor Oreja, que está demostrando como un político rico en principios puede desmovilizar al electorado carente de principios de los socialistas y reconciliar a la base popular con el partido. Pero, con un Zapatero gorrón que tira de Falcon para hacer mítines y un PSOE que va presumiento de imputar a Camps por 12.000 euros en trajes, mientras mira para otro lado cuando Chaves da ayuditas a su hijita... No parece fácil que el electorado socialista se sienta motivado para votar por una formación que no ha hecho sino generar PARO y DESPILFARRO.

El Plan E-stúpidos no ha servido para nada más que para despilfarrar el dinero. En todas las ciudades se está gastando ese dinero en hacer lo que ya estaba hecho. No se ha creado ningún valor añadido, sino que tan sólo se ha remozado lo ya existente, como mucho. Y la mayor parte de las veces, ni eso. Tirar el dinero, despilfarrarlo estúpidamente, PLAN E. En vez de destinarlo a construir nuevas carreteras, o mejorar el trazado, o destinar más dinero para ayudar a los propietarios de viviendas antiguas a restaurarlas, o dotar de una mejor iluminación, o... En vez de cualquier cosa útil, se ha despilfarrado en hacer lo ya hecho. Una E-stupideZ.

La bombilla del ministro cuota nadie la ha visto. Los 400 euros eran un timo. La ley de dependencia sin dinero. El AVE a Galicia un engaño... El PSOE ya perdió grandes cantidades de dinero para España en el pasado en la "negociación de la vanidad" en Europa. Ha sido reprendido por la UE por su pésima gestión de la inmigración y es el partido que ha colocado a España a la cabeza de la generación de paro de la Unión y entre los peores puestos en datos de inflación-deflación. Y suma y sigue...

Y encima, volvemos a tener a los de siempre legalizados y camino de Europa. Con lo cual, un nuevo engaño.

Sinceramente, me parece que 2.2 puntos de ventaja no pasan de un simple "no está mal", teniendo en cuenta la que está cayendo.