miércoles, 18 de marzo de 2009

Más garzonadas

Garzón siempre ha tenido vocación de estrella, así que no debería de molestarle el estar acaparando las portadas de los periódicos un día sí y otro también. Claro que tal vez las razones por las que figure en las primeras planas no sean por las que él quisiera, es cierto. Él preferiría que le hubiesen dado el Premio Nobel de la Paz (jajaja), o ser nombrado Presidente de la Audiencia Nacional (jajajajaja, que tal como está el patio ya ni me sorprendería) y no salir en la prensa por saberse que tuvo la caradura, la desfachatez, o sea, el MORRO, de financiar sus viajecitos vía Banco Santander y luego no abstenerse en una causa contra Botín.

En un país decente tanto Garzón como Botín, Botín como Garzón, ya estarían dimitiendo de sus respectivos cargos. Pero como este no es un país decente, pues me da que vamos a tener Garzón para rato, y Botín ni les cuento... Pero para ¡laaaaaaaaaaaaargo rato! Aquí, en España, vamos a tener que empezar a hacer huelgas para exigir dimisiones... A ver si así, lo que no conseguimos los ciudadanos apelando a la decencia (personal, institucional, ... Libremente escojan el percal que más les guste, ¡no queda de ningún tipo!), lo conseguimos apelando al bolsillo...

Fuente: El Mundo.

2 comentarios:

Sr. Hernández dijo...

La implicación de Botín en las garzonadas confirma que vivimos en el país de la pandereta y el putiferio. Como bien dices, en una nación decente, estos dos personajes habrían dimitido ya.

Saludos.

Aldros dijo...

Sí, en un país decente, sí. En España ya podemos esperar sentados... O tumbaditos al sol...