miércoles, 5 de noviembre de 2008

Obama desmiente a House


"Si le da igual. No le dejarán ser presidente. No la llaman la Casa Blanca por la pintura."

Así le contesta House a un senador negro en el capítulo 17 de la 1ª Temporada.

Pues bien, parece ser que es cierto eso que dice el propio House de sí mismo: "Tengo un don para la observación, para entender a la gente y las situaciones, pero a veces me equivoco".

Con un resultado mucho más ajustado a pie de urna por porcentajes de lo que las encuentas señalaban, pero con una más que amplia victoria el Senador por Illinois, Barack Obama, ha ganado las elecciones presidenciales a los Estados Unidos de América.


"No somos una colección de estados republicanos y demócratas. Somos iglesias, casas, demócratas, republicanos, blancos, negros, discapacitados... Todos somos América". (Barack Obama).

Así que parece que todos esos que andan estos días como locos pensando que Barack Obama será el final de los EEUU, que dejarán de ser americanos patrios orgullosos de su bandera, no saben la tontería tan grande en la que creen.

Antes de cerrar el post, una pequeña reflexión.

Mucho revuelo con que es el primer presidente negro de los Estados Unidos y mucha euforia con el cambio. Un cambio que querré yo ver en qué consiste... Porque de momento, el morenito de Illinois hablar ha hablado mucho, pero decir ha dicho más bien poco; y con los resultados por votos obtenidos tampoco le da para grandes excesos.

Ahora bien, con la euforia del cambio, un presidente negro en Estados Unidos y toda la pesca, ya tenemos a todos los progres alucinando como tontos: Estados Unidos, un presidente negro. ¡Oh, ya era hora en esa sociedad rancia y retrógrada y tal y pascual! ¿Y en el resto del mundo occidental tan progre y avanzado y no sé qué tonterías más cuántos presidentes negros ha habido? ¿Negros? ¿Qué digo negros? ¿Cuántas mujeres? Porque creo que se pueden contar con los deditos de las manos...

Pero bueno, en fin, es el día de la victoria del Partido Demócrata. Ya veremos cuánto les dura la euforia a los progres de este lado del océano en cuanto el día 20 de enero Obama inicie su andadura como Presidente de los USA.

Hoy, todo son felicitaciones por una tontería supina: Porque es el primer presidente negro, que si llega a ser blanco, un Clinton cualquiera de la vida, a todos los medios del mundo les hubiera resultado mucho menos interesante todo esto. Claro que, puestos a prestar atención a estas cuestiones y no a las que de verdad importan (programas, proyectos, ideas, capacidades, etc. del nuevo presidente, acerca de las cuales sabemos muy poquito) podemos decir que Estados Unidos es una sociedad machista donde antes ha pisado la Casa Blanca un hombre negro que una mujer.

Finalmente, no me resta más que dar mi sincera enhorabuena al nuevo presidente de los Estados Unidos de América y desear que sea un buen presidente americano para los americanos y para el resto del mundo. Y para terminar un par de preguntas que me intrigan: ¿Cambiará Obama el nombre de la residencia presidencial? ¿La pintará de negro?