domingo, 10 de agosto de 2008

La medida de las cosas

Cuando al hombre se le pone como medida de todas las cosas, se le convierte en esclavo de su propia finitud.

(Juan Pablo II)