martes, 15 de julio de 2008

Miren que círculo más bonito...

El efecto de la inflación (o subida generalizada y continuada de los precios).

Los precios suben, lo que hace que tengamos menos dinero en los bolsillos. Entonces uno se da cuenta de que puede adquirir menos cosas e incluso tiene menos capacidad para acabar de pagar aquellas que estaban pendientes... Comienza la recesión del ciclo económico. En esta situación, al haber menos dinero para gastar, y al tener menos dinero las empresas para producir (parte del que tendrían que recibir son esos pagos aplazados que no se van a producir o se producirán con retraso), las empresas empiezan a reajustar sus plantillas a la baja, lo que significa más paro y por tanto menos gente con dinero para consumir y, al mismo tiempo, se necesita desviar más dinero público a la cobertura del desempleo, con lo que queda menos dinero para otras medidas y/o es necesario subir los impuestos.

Cuando el gobierno de turno no ha hecho nada para capear dicha fase del ciclo salvo volcar su creatividad en la búsqueda de nombres electoralmente menos caros que la palabra "crisis" (cual es el caso del gobierno de Zapatero), la recesión es abrupta y los ciudadanos que votaron al gobierno empiezan a darse cuenta de su error, y los que no los votamos... Bueno, digamos que nos acordamos de los que sí los votaron...

La realidad que vivimos es bastante cruda. Sí, ya sé que suena muy catastrofista y antipatriota, pero yo prefiero avisarles de lo que se nos viene encima a todos que decirles que se encierren en su casita de paja con la vana esperanza de que el lobo no sople con la suficiente fuerza, porque el final de la historia ya lo conocemos; y sabemos que al final sólo el ladrillo contuvo el soplido del lobo. Bueno, el ejemplo no es muy allá... Porque en este caso el ladrillo se está desmoronando de forma tal que parece cera caliente...

Junto a la mediática suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa existen otras muchas empresas del sector con situaciones cuando menos preocupantes. Aquí tienen una lista de las principales.

Sí, sí. Ya sé lo que están pensando: Pues que se fastidien, que los constructores son unos tal y cual... Pues muy mal pensado; porque detrás de los constructores van los obreros, van los arquitectos superiores y técnicos, los ingenieros, los transportistas, los... En fin... ¿Que no saben de lo que les estoy hablando?

Pues aquí lo tienen: Roca abre un ERE a 398 empleados. ¿Por qué? Pues porque si el sector inmobiliario se resiente se resienten todos los sectores que arrastra, que son unos cuantos. Evidentemente, los sanitarios van detrás de la construcción.

¿Qué? ¿Les parece poco? Sólo 398 empleados... Bueno, muchos no son...

Bueno, pues... Si quieren más... No se apuren, que pronto los habrá... ¿Cómo de pronto? Muy, muy pronto: El 90% de las empresas industriales tiene problemas de liquidez por morosidad.

Y claro, ante los problemas de morosidad, pues toma efecto "colateral": La producción industrial cae en picado. Normal. Si no hay dinero, pues no lo hay.


Como consecuencia de todo lo anterior: El Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) incorporará en toda España unos 1.500 efectivos como consecuencia del aumento de las listas del paro. Lo que significa.... Pues SI!!!! Lo han adivinado: Más impuestos a pagar... Porque de un lado hay que sostener a estos nuevos empleados y de otro, si se necesitan es porque hay más desempleo y por tanto hay más "paros" que pagar...

Y por lo tanto, dado que hay que pagar más impuestos vuelve a quedarnos menos dinero en nuestros bolsillos. Con lo que reajustamos nuevamente nuestra economía. Ahora podemos pagar aún menos cosas... Y vuelta a empezar.

¿Qué? ¿Les ha gustado el circulito mágico que les he descrito? ¿A que es precioso?

A esto es a lo que los economistas llaman la fase recesiva del ciclo económico. Yo le llamo simplemente "fase socialista" porque por defecto en España siempre se produce cuando gobierna el PSOE.