lunes, 28 de mayo de 2007

Elecciones municipales y estrategias de futuro.

El PP ha ganado las elecciones. Menos mal. Grave hubiera sido lo contrario.

Antes de nada felicitar a todos los que han ganado y revalidado sus mayorías. Y mención especial a los grandes monstruos de estas elecciones:

A Gallardón, que no sólo revalida su mayoría absoluta sino que además lo hace ampliando los márgenes de una forma aplastante. De lo cual yo me alegro profundamente. Nunca ha sido un político que me haya caído mal, ni mucho menos; pero tampoco el que me haya entusiasmado. Ver como fue agredido verbalmente de la forma ruín, rastrera e indigna, impresentable y pestilente en que lo fue por ese don nadie de Sebastián y haber ganado arrasando como lo ha hecho, no tiene precio. ¡Enhorabuena, D. Alberto!

Otro que puede echar pecho y no caber en la chaqueta y con derecho es Juan Ignacio Zoido, que no sólo ha conseguido una importante ascensión del PP en el feudo socialista por excelencia, Sevilla. La ciudad que nunca podrá agradecer suficiente lo que la Expo le supuso. Pues no sólo ha habido un importante impulso del PP en el municipio sino que de hecho se ha convertido en la fuerza más votada empatando en escaños con el PSOE. Aunque, aún así gobernará el PSOE.

José Antonio Nieto, candidato por Córdoba, también ha obtenido unos resultados magníficos. De hecho, ha colocado al PP como la fuerza más votada con 14 concejales. Aunque no gobernará, ya que habrá pacto IU-PSOE.

De enhorabuena también puede estar Carlos Negreira, el candidato popular de La Coruña, que sitúa al PP a tan sólo 1 escaño del PSOE a pesar de las divisiones creadas por gente como Corcoba que presentó candidatura propia en el municipio: COR.CO.B.A. (CORuñeses COn Buenos Argumentos). Aunque, muy buenos argumentos no parece que tuviera porque no ha obtenido ni un concejal.

Y como larga es la lista porque 7.914.084 votos son muchos votos (160.000 más que el PSOE) y dan para muchos concejales. Concretamente 23.347 concejales. Pues no sigo. Dense todos por felicitados: Aguirre, Valcarcel, ... Todos.

Ahora bien, en medio del clima de euforia del momento, perfectamente comprensible, tengo que decir que personalmente creo que estos resultados son de una mediocridad meridiana.

En primer lugar porque habiendo planteado estas elecciones a modo de primera vuelta para las generales el abstencionismo, casi habría que hablar absentismo, ha sido importante. MENOS PARTICIPACION que en las municipales de 2003. Es decir, que en 2003 con un marco político estable y un ritmo de crecimiento económico envidia de los países de la OCDE hubo más gente interesada en la política - interesada para darle la mayoría en votos al PSOE - que en 2007 con un gobierno que se alía con las repúblicas más bananeras, que no tiene ni idea de economía, que se enfrenta de forma sistemática al PP, que busca la fragmentación de la nación y negocia con terroristas.

El equipo de comunicación del PP debería empezar a asumir que algo mal debe de estar haciendo. Con el gobierno de De Juana en la calle y cuando se hace de esto la clave de la diferenciación de los discursos, si se presentan las elecciones municipales y autonómicas previas a las generales como un sondeo de estas (y se presenten o no, en el fondo lo son) tienen que pasar 3 cosas:

1.- Que la gente vaya a votar de forma masiva.

2.- Que gane el PP en votos y también en concejales. Y desde luego en ningún caso que pase que se pierdan concejales respecto de 2003, como ha pasado. (Los estrategas de campaña también deberían de hacer alguna reflexión, si es que existen).

3.- Que no pase JAMAS lo que ha pasado en Navarra, que es un vergüenza; para los responsables del PP y para los navarros. Máxime cuando es la discrepancia en la política antiterrorista uno de los puntos fuertes del programa electoral del actual PP.

Teniendo el PP al frente a un espada de la categoría de Rajoy y en frente a un inepto incompetente e impresentable Zapatero no debería el PP a aspirar a ganar por un poquito. No debería ni siquiera plantearse que estas elecciones han sido un éxito y debería de estar ahora mismo no replanteándose su estrategia de cara a las generales sino directamente cogiendo un papel en blanco y empezando de cero, no por mala la actual (que no es para tirar cohetes) sino porque no hay ejercicio más sano que partir de cero y seguir lo que los razonamientos indican para llegar a buen puerto. Replantearse estrategias existentes puede llevar a aceptar por ciertos supuestos que no lo son.

Discrepé en su momento de las críticas a la actuación de Arenas, y el PP en Andalucía ha obtenido importantes avances incluso en plazas difíciles. Y he discrepado en otras cuestiones que no comentaré aquí y sigo insistiendo en ellas. Ojalá me equivoque, pero no lo creo. Y ahora digo claramente, que o el PP se toma las generales en serio o ya sea en octubre o en 2008, va a chupar banquillo otros 4 años más. No vale el medio hacer, no vale el ganar unos votitos. En política se gana cuando se tiene más poder y tener menos concejales que en 2003 no es más poder, es menos.

Señores del PP. Cámbiense las pilas, porque las que llevan puestas están gastadas y no dan para más. Con esas, y a ese medio gas, no se ganan las próximas elecciones.